En algunas ocasiones, el enfado no esta causado por las celos, por el temor al abandono o por la dependencia emocional sino, que se deberia a que, simplemente, las amistades de la pareja no son del cualquier de el gusto.